La importancia de la Certificación, Evaluación y Homologación de los Proveedores en un entorno farmacéutico.

cGMPs / NCF

La legislación, ese marco que limita y regula las actividades, indica que las empresas farmacéuticas deben certificar que sus proveedores son aptos, conocer la procedencia, incluso primaria, de todos los materiales y principios activos que utiliza para la producción, así como de los servicios asociados.

Podemos encontrar referencias legislativas a la Certificación de los Proveedores en, por ejemplo, las Normas de Correcta Fabricación (por ejemplo, EU current GMP/NCF, Parte I, 5.25 & 5.26, Parte II, 7.11 & 7.12) (1).

Si pensamos que el todo se compone de partes, resulta intuitivo pensar que cuanto antes actuemos, menor será el impacto y riesgo asociado. Esto es, si detecto un defecto en la recepción de un material (Parte II, 7.2) (1) y puedo reclamar al proveedor, evitaré incorporar ese producto defectuoso al producto final, con lo cual estamos reduciendo el riesgo del proceso. Y este proveedor deberá ser notificado, registrando esta incidencia en…

Ver la entrada original 1.185 palabras más

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: