Entradas etiquetadas como interés

Deuda, ¿qué deuda?

Vamos a intentar explicar de manera fácil y rápida qué es la deuda. La deuda es un instrumento financiero clave ya que permite acelerar los ritmos de crecimiento puesto que podemos disponer de un capital que de otra manera no tendriamos. Para, por ejemplo, montar un negocio.

La deuda es una obligación (de retornar el capital) y lleva implícito un riesgo. El riesgo para el acreedor (el que presta) que no obtenga los beneficios esperados de la actividad a realizar y el deudor (el que recibe) no pueda retomarla. Asociado a esto va el tipo de interés. A más riesgo, más tipo de interés para compensar al acreedor. Por ejemplo, España paga actualmente un tipo de interés para financiarse en el mercado más elevado que el que pagan otros países con mejores expectativas de crecimiento y. por tanto, de retornar el capital. Léase Alemania, USA, etc. Deuda es sinónimo mercado, el lugar donde negociar y conseguir financiación o colocar tu dinero, según sea el caso.

La deuda conlleva pactar unas condiciones para retornarlas. Lleva asociado un plazo. La deuda se puede dividir en deuda a corto plazo (menos de un año), a medio plazo (un préstamo para un coche) o a largo plazo (lo que sería una hipoteca).

En España, la deuda a corto plazo son las Letras del Tesoro, que se usan para cubrir déficits de tesorería. La deuda a medio plazo (Bonos del Estado) se usan para conseguir fondos para los gastos ordinarios. La deuda a largo plazo (Obligaciones del Estado) se usan para financiar gastos extraordinarios.

A mayor plazo de deuda, más riesgo de no retornarla al poder haber más factores que desencadenen impedimientos, como por ejemplo una crisis financiera o una quiebra, por lo que el tipo de interés aplicable a este tipo de deuda será mayor. Influyen otros factores, como la expectativa de inflación, pero mejor no tratarlo en un análisis introductorio (Tª de segmentación de mercados + Tª de la preferencia por la liquidez + Tª de las expectativas).

Por tanto, debido a los plazos de retorno, dos personas endeudadas con el mismo importe pueden estar en situaciones muy diferentes. Puede ser que el sujeto A deba 100.000€ a retornar en 30 años. Por contra, el sujeto B debe 100.000€ a retornar en 3 años. Como comprobamos, A y B están en posiciones completamente distintas, teniendo ambos la misma deuda pendiente.

Cuando el plazo de la deuda vence, se puede renegociar la deuda, convertirse en moroso, intentar generar más recursos o solicitar un nuevo préstamo, situación más que desaconsejable ya que no arregla nada y te acerca a la bancarrota. Tapar un agujero con un prestamo sin cambiar la tubería, eh Mariano? Por eso lo del Paracetamol financiero. O lo de enviar comida a África en lugar de enseñarles como cosecharla. O lo de darle la razón a alguien para no hacerle ver que se equivoca. O lo de darle un préstamo a España para que rescate a los bancos.

To be continued…

Anuncios

, , , , ,

4 comentarios

A %d blogueros les gusta esto: